miércoles, 29 de julio de 2015

El pantano


Las mariposas revolotean el pantano, 
nosotros en silencio, 
de mis ojos brota un lagrima. 

Tu espera es infinita
mi tristeza perenne, 
una mariposa blanca 
posa sus alas en mi. 
voy a tu búsqueda. 

No se si te encuentre, 
no imaginas si iré 
El pantano es testigo 
de otra lagrima 
que vuelve a brotar.

Me vuelvo tristeza, 
extraño tus ojos, 
tu mirada de niño, 
tus cabello bien cortos, 
tus manos de oro

El pantano sonríe, 
las mariposas se marchan,
me vuelvo llama deseosa,
entre nuevas lejanías

No hay comentarios:

Publicar un comentario