viernes, 10 de junio de 2016

Reminiscencia

Ejerce su entrada el crepúsculo,
destellando perfectos colores,
que amantes disfrutan,
en los cuartos de hoteles

El gato me refleja,
que es la hora,
de su caza nocturna
y rápidamente se marcha

Amo la soledad
que conmigo coexiste
me ha permitido ver,
mas allá de la vida

El perro a mi lado,
percibiendo mi estado
en ese relax absoluto
ya sabe que escribo

A esta hora perfecto
diviso a la luna,
tan grande y hermosa,
como tu alma de niño

Reflexiones van y vienen,
no logro un poema,
mucho menos un verso,
imposible una rima

Mirando a la luna,
le pido disculpa
en esta noche tan fina
no le pude escribir


No hay comentarios:

Publicar un comentario