jueves, 11 de agosto de 2016

Brindis del olvido

Brindemos por el olvido,
   para no vernos nunca más,
por la existencia
de un adiós definitivo

Mi libertad y la tuya,
 la indiferencia perpetua,
 la ausencia deseada

Alcemos las copas, 
que suenen bien fuerte,
para que no se olvide
nuestro olvido



No hay comentarios:

Publicar un comentario