domingo, 31 de agosto de 2014

La mujer del mago


Una vez, a un mago de renombrado prestigio se le murió su esposa, mujer bellisima y de apasionado comportamiento, deshecho por la tristeza, el mago ideo una forma para revivirla

Cada persona que estaba a punto de morir el mago la raptaba y la llevaba a la tumba de su esposa, con mucha agudeza, precisión y fuerza de mente intentaba intercambiaba la vida del próximo a morir por la de su esposa, diciéndole !Vuelve a la esta vida amada mía! pero ella no despertaba

Cansado de tanta práctica, el mago decidió un día morir y murió, fue sepultado al lado de su amada, pero esa noche precisamente cuando oscureció, la tumba de su amada se abrió, ella salio y le dijo a su mago:

_ He regresado Querido.
_________________________

miércoles, 20 de agosto de 2014

Tu me emocionas

Me emocionas,
tú toda me emocionas.
Me emociona tu presencia,
me emocionan tus idas y
tus venidas, tus apariciones,
cada una de tus palabras,
me emociona cada suspiro
 de tu respirar, me emocionas tú. 
La emoción que me regalas 
no tiene nombre, sólo el tuyo, 
no tiene color, el de tus ojos,
no tiene sabor, el de tus labios,
no tiene tiempo, el infinito 
en el que nos queremos.

Me emocionas,
siempre me emocionas,
incluso con silencio me emocionas.
Cada vez que te miro es una emoción,
y cada vez que me miras son mil emociones. 
Me emocionas, me enamoras, me emocionas.
Al recordarte lloro si no estás, 
pero también lloro 
si estás.

Todo es emoción.
Hasta amarte es emoción. 
Me emocionarás siempre,
aunque dejaras de amarme 
me emocionarías, pero prefiero no probar 
la emoción de tu recuerdo,
sólo la de tu presencia. Me emocionas,
todo son sentimientos, son sueños,
son segundos con ojos emocionados 
en mi mirada...  son emociones. 
Me emocionas, tu amor


Salvatore Giulliano


domingo, 3 de agosto de 2014

El Maestro, Ella y El



Ahora que llueve fuerte sobre Caracas, indago con las palabras, lo que fue, en una oportunidad las clases con aquel maestro en la escuela de la vida, el comportamiento de los asistentes a esas clases, la fijación y admiración casi enamorada de aquella chica por el maestro, bien atenta a lo que el siempre decía.

Un día en una de esas clases uno de los asistentes transformo su actitud de fijación enamoradiza hacia el maestro, en un interés desagradable hacia su compañero inmediato de clases, siempre cercano a ella pero de presencia ausente siempre.