viernes, 26 de agosto de 2016

Aurora en un atardecer

A mi apacible atardecer,
llego la osada alba
de tu despertar,
convirtiendo mi serenidad
en un intenso devenir

Como torrente de agua fresca,
corre tu manantial de amor,
descifrando en cada caricia
mi juventud tardía
 con los besos de tu amanecer

Si ayer mi aurora fue serena,
ahora el ocaso es fuego,
un renovar de extraños arrebatos,
que tu albor me ocasiona
de magia esplendor y savia  



No hay comentarios:

Publicar un comentario