miércoles, 11 de enero de 2017

Cuentos del Laguito - La meditación

Inspirada por su paz, serenidad, belleza natural y trinar de aves, me senté en la grama de aquel parque, en una inmensa palmera, entonces habían pocos visitantes y los patos que habitan el lago estaban lejos de mi presencia.

En postura de loto cerré mis ojos y comencé una meditación con la técnica de respiración tantra.

Así estuve por espacio de 20 minutos, en esa maravillosa sensación del contacto con tu ser interior.

Al concluir los 20 minutos abrí mis ojos y casi del asombro quede extasiada y asombrada, a mi lado estaban alrededor de 30 patos echados en absoluta calma, como acompañando ese éxtasis de relajación y sublimidad interior, desde entonces los acogí como míos, los voy a visitar por los menos tres veces a la semana, le llevo alimentos, los contemplo, trato de establecer la comunicación entre ave y humana.

lunes, 9 de enero de 2017

Tu crepúsculo del mar


Aun persisten tus recuerdos,
amaste cada rincón de mi alma,
te convertiste en el artista,
que al amanecer renaces en mi 
y al anochecer persistes también 

Tus besos fueron míos,
pero no me sentí dueña de nada,
porque jamas nos dijimos palabras, 
pero mi alma conversaba 
y se entregue con miedo

Navegaste en mi cuerpo,
fuiste el capitán de mis ansias,
tomaste el control de mi egos,
y me convertiste en una mansa ola,

En mis labios conservo tus ganas,
en mis ojos se han grabado tus gestos,
en mi piel esta latente la dicha

Fue tan sublime la conquista,
y tan escandaloso el deseo
te hiciste la fuerza del mar
yo aquel crepúsculo del cielo

Por eso cada vez que me mires...
descenderé para entregarme
deseando que me abraces de nuevo